Ayer estuvimos en fruit attraction visitando clientes y futuros clientes. Ahí conocí a Raul, y la sencillez de las reglas que aplica en logística: «decir siempre la verdad y exigirla siempre»

Es curioso porque desde un mundo enteramente tecnológico y basado en las soluciones esta sencilla frase da la sensación que no encaja. Incluso podríamos argumentar que no hay software para decir la verdad, ni plataforma tecnológica para ello.

En realidad, creo que sí. Cuando digitalizamos en realidad lo que estamos haciendo es ser transparentes. Ponemos a disposición de nuestros colaboradores, ya sean internos o externos nuestra información. Esta complementada con datos objetivos se convierten en eso, la realidad sobre la que operar.

Comentaba una anécdota suya. Hace mucho UK y no entendía la «manía» de un conductor de dar una previsión del tipo «llego en dos horas». Estás en Calé, no llegas, es así de fácil. No importa la buena voluntad, incluso en ocasiones son perjudiciales, están reñidas con la seguridad.

Es mejor decir la verdad:

  • Dónde estás realmente
  • Si estás en una situación de incidencia o problema que te impide llegar con normalidad a tu destino
  • Una previsión de llegada optimista
  • Hacer esperar a otro por no esperar tu
Obviamente una torre de control evita esto:
  • El posicionamiento se obtiene del vehículo, ya sea de la tractora o del remolque o incluso del teléfono
  • Estos sistemas permiten registrar incidencias
  • La famosa ETA, el tiempo estimado a destino es un cálculo muy estandarizado, aunque aún queda camino por recorrer de fiabilidad ante largos recorridos o etapas no puras en carretera.
  • Esto se soluciona con comunicación, saber el teléfono del conductor o tener un chat permite negociar un momento alternativo para la carga o descarga

Pero esta honestidad también debe ser interna. Pregunten a departamentos logísticos o camioneros si esperan o no por productos aún no fabricados o no disponibles para su carga.

La integración con los sistemas internos para evitar o al menos avisar de que una carga se vendrá a buscar antes de su producción también es vital.

Si tu carga ha de estar en MercaMadrid a las 6:00 se tiene que ir a las 18:00 (imaginemos). Vayamos hacia atrás, en el peor de los casos tenemos un transportista en el slot de las 17:20-18:00. Sabemos que si a las 16:30 la mercancía no está en embalaje no se cargará, si no está en …. 

Hoy en día hay medios para ser honesto, tal vez falte una torre de control, tal vez falte un poco de integración, pero con un poco de esfuerzo estoy de acuerdo con Raúl. El sistema mejora cuando todo el mundo dice la verdad.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *